viernes, 25 de mayo de 2018




Primero la moción


            La rapidísima presentación de una moción de censura por parte del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha dejado descolocados a todos. Los ha dejado sin margen de maniobra y en una posición que les obliga a retratarse ante la ciudadanía. Es la actuación política de mayor calado, y eficacia de los últimos años.

            A Rajoy lo ha dejado al descubierto con todos los casos de corrupción que le vienen encima, y por eso ha pillado un brutal cabreo, llegando al insulto y a la falta de respeto. Y a Ciudadanos lo ha dejado fuera de juego. Ya no pueden pedir que Rajoy adelante las elecciones, ni que cambie a otro presidente. Primero la moción.


Julio García-Casarrubios Sainz
http://juliocasarrubios.blogspot.com




No Sr. Guerra


            Yo me siento patriota; yo siento el orgullo de ser español. No hace falta que nadie me lo recuerde, ni que me tenga que convencer. El problema no es si se es patriota o no; el problema no es quien es más patriota. Ese no es el dilema. El dilema es: “Qué patria es la que yo amo; qué patria es la que yo quiero; qué patria es de la que yo me siento orgulloso.

            Yo no quiero el patriotismo de Rajoy y Rivera, que utilizan la bandera para enfrentar a unos con otros; yo no quiero una bandera para obtener votos. Yo quiero la bandera que representa a mi patria, que representa a todos. Yo soy patriota de aquella España que no la iba a conocer ni la madre que la parió.


Julio García-Casarrubios Sainz
http://juliocasarrubios.blogspot.com

jueves, 24 de mayo de 2018

¿ A QUÉ ESPERAMOS ?



__________________________________________________
El futuro será mejor
__________________________________________________


¿Qué hacemos? ¿Unirnos a la estrategia de espera de Rajoy? No es posible; es insoportable. En cualquier democracia avanzada, desde hace mucho tiempo, mucho, su gobierno habría entrado en crisis, y se habría visto obligado a retirarse. Pero España es diferente; sigue siendo diferente. Vale: dejemos atrás lo pasado, y atendamos a lo de hoy, solo a lo de hoy: Un gobierno autonómico que quiere poner de consejeros a presos y huidos de la justicia; un gobierno autonómico que desvía fondos destinados a la ayuda al desarrollo para financiar actos ilegales; un ramillete de partidos que apoyan unos presupuestos sin más soluciones que mantener a Rajoy en la Moncloa; un ex ministro de Aznar y ex presidente de la Comunidad de Valencia entrando en la cárcel; y por si esto fuera poco, una sentencia judicial de la Audiencia Nacional por la que condena a 351 años de prisión a 29 de los 37 acusados por una pieza de la trama Gürtel, y que condena al Partido Popular por beneficiarse de la trama corrupta desde 1989. ¿Y qué pasa? Pues no pasa nada. Porque el presidente del Gobierno que es el presidente del partido en cuestión desde el año 2002, no sabe nada; no se ha enterado de nada; son casos aislados; no le afecta al partido.

En una democracia avanzada; en un estado de derecho; esta situación no se puede soportar ni un solo día. No caben más que dos salidas: O Mariano Rajoy, como responsable máximo, disuelve el partido, dimite, y convoca elecciones; o todos los partidos no afectados, -digo todos- se unen inmediatamente para desalojarlos del poder. España no puede soportar esta situación dos años más. Ya no caben medias tintas. Esto ha llegado a un límite intolerable.

Pedro Sánchez, como líder de la oposición, está obligado a convocar a todos los partidos para anunciarles la presentación de una moción de censura con un programa de Gobierno basado en tres únicos puntos: Dotar de los medios suficientes a todas las fiscalías de España para que inicien de oficio una investigación en todas las administraciones; presentar una reforma fiscal que ajuste ingresos y gastos para resolver las dificultades de los ciudadanos, mediante una imposición justa y progresiva, además de perseguir el fraude; y convocar una mesa que estudie una reforma de la Constitución que la adapte a los problemas actuales. A ver quién es el partido que se opone a eso; a ver quién prefiere seguir como estamos; a ver quién quiere blanquear al PP; a ver quién sigue envolviéndose en la bandera.



Julio García-Casarrubios Sainz






Los presupuestos


            Mariano Rajoy ha logrado que se aprueben los presupuestos para 2018. “Es un éxito” ¿Para quién? ¿Quién se beneficia? Se gana estabilidad política, sí. Rajoy logra un año más en la Moncloa, sí. ¿Todo esto es bueno? Sí. Pero, ¿los presupuestos son buenos? No.

            Creo que sería un rasgo de honestidad calificarlos de buenos si benefician a todos los españoles. ¿Se acomete la reforma fiscal para cuadrar gastos e ingresos pensando en los ciudadanos? ¿Se ha incrementado la inversión en Educación, Sanidad, Investigación y Desarrollo?  ¿Cuánto se ha invertido en acabar con la desigualdad y la pobreza?


Julio García-Casarrubios Sainz
http://juliocasarrubios.blogspot.com

miércoles, 23 de mayo de 2018




¡Levitando!


            La detención de Eduardo Zaplana ha causado sorpresa y asombro en los líderes del PP. Lo que todos los españoles sospechábamos, en el Partido Popular no sabían nada. Deben vivir en las capas más altas de la atmósfera donde ya la fricción del aire no se percibe y por tanto se levita.

            Sí. Los líderes del Partido Popular están levitando, están flotando en un mundo imaginario. O lo que sería peor: son tan irresponsables que piensan que los demás levitamos y no percibimos la realidad. Más de veinte años de una oscura realidad sin percibirla.


Julio García-Casarrubios Sainz
http://juliocasarrubios.blogspot.com




Segundo error


            Si la decisión Pablo Iglesias e Irene Montero de comprarse un chalet en Galapagat, fue un error de incoherencia, la decisión de consultar con las bases es un error político. El error de incoherencia no es comprarse el chalet, es posicionarse de una forma que luego no ha sabido mantener, no ha sabido ser coherente.

            Pero el segundo error es un error político de primera magnitud. Los errores personales que comete un líder político no puede hacerlos descansar sobre sobre los militantes de su partido. Ha cometido un error, pues que peche con las consecuencias.


Julio García-Casarrubios Sainz
http://juliocasarrubios.blogspot.com

martes, 22 de mayo de 2018




Ser español


            Yo me siento orgulloso de ser español. Ya me sentía orgulloso de ser español antes de que Rivera llegara a la política. Me siento español desde que era niño. Pero no quiero ser el español que reclama el advenedizo Albert Rivera.

            Soy patriota. Sí. Pero patriota de una España sin corruptos, de una España que luche contra la desigualdad, contra la pobreza, contra el paro. Quiero lucir mi bandera en actos oficiales y en actos deportivos que representen a España. No quiero patriotas que utilizan la bandera para conseguir votos.


Julio García-Casarrubios Sainz
http://juliocasarrubios.blogspot.com