lunes, 18 de septiembre de 2017



Junto a los buenos


            Pablo Casado se atreve a calificar la postura de Ada Colau. Yo no me atrevo porque no al veo clara; la verdad es su postura me recuerda aquello de nadar y guardar la ropa. También es verdad que algunas veces me parece muy centrada en el problema.

            Es discutible; podríamos establecer un debate sobre las distintas declaraciones que está haciendo Ada Colau. Pero dicho lo cual, la posición de Pablo Casado me causa risa. Cuando dice algo que le cae bien al Sr, Casado la felicita por “estar junto a los buenos”

            La expresión “los buenos” me produce un cierto malestar. Pienso en el rechazo a los demás;  los que piensan como yo son los buenos; los diferentes son los malos. ¡Peligro! ¿Casado se considera 
del partido de los buenos? ¿Son los buenos quienes han traído desigualdad y corrupción?


Julio García-Casarrubios Sainz
http://juliocasarrubios.blogspot.com




Y el 2 de octubre qué?


            Estamos hablando, y venga hablar, y no dejamos de hablar de lo que va a pasar, y está pasando, hasta el 1 de octubre. Pero no le oigo  a nadie hablar de lo que piensan hacer a partir del 2 de octubre.

            ¿Es que todos los dirigentes, los maquinistas de los trenes, están convencidos de que estaremos igual que hoy? No. Habremos dado un importante paso atrás en la democracia. Pero eso no les importa a los maquinistas, porque sus intereses no están en la democracia, ni mucho menos en los intereses de los ciudadanos.

            Ellos, los dos bandos, no van perder; ambos van a ganar. Los independentistas habrán demostrado lo mal que los queremos en España, y por ello tendrán más adeptos. Y los españolistas habrán conseguido lo que querían; sus seguidores dirán que a los malos hay que tratarlos con palo y tente tieso.


Julio García-Casarrubios Sainz
http://juliocasarrubios.blogspot.com


domingo, 17 de septiembre de 2017

RESPONSABILIDADES


____________________________________________________
El futuro será mejor
____________________________________________________
  

Quien tiene la Ley de su parte, hace muy bien en cumplirla y hacerla cumplir. Pero no puede utilizarla como escudo protector para defensa propia, para declinar su responsabilidad, para esconder sus errores y sus vergüenzas. Estar en posesión de la Ley, otorga una posición privilegiada para tomar iniciativas que el otro no puede porque está fuera de la Ley. La Ley no está para proteger al más fuerte, está para proteger a todos. El gobierno de España tiene de su parte la Ley y el Poder. Un buen uso de ello sería tomar la iniciativa para resolver el problema. Sería lo inteligente y lo honesto; sería hacer lo políticamente correcto; sería lo responsable.

Pero no lo hace. Y no lo hace por dos razones. La primera, ya enfermiza, no hace nada porque su estrategia ha sido, es, y será la de esperar a que los problemas los arregle el tiempo. Aunque a veces le haya dado resultado esperar y esperar, -lo ha reconocido el propio Rajoy-, en este caso es palpable que el tiempo lo ha empeorado. La espera nos ha llevado, entre otras causas a triplicar el número de aspirantes al independentismo.

Y la segunda, repetida hasta la saciedad, es que desde el año 2006 la actitud del Partido Popular con respecto a Cataluña no ha sido la de acercamiento; sino, todo lo contrario; la del enfrentamiento porque eso le ha estado dando, y le sigue dando votos en el resto de España. Esa no es, no debe ser, su responsabilidad.

Hay que trabajar, hoy mejor que mañana, además de cumplir y hacer cumplir las leyes; trabajar en dos frentes. Por una parte explicarle a los catalanes, que algunos de sus líderes los están engañando, los están engatusando. Hay que explicarles con mucha pedagogía, con mucha honestidad, los conciertos internacionales, la situación respecto al euro, respecto a Europa. No les vaya a pasar lo que a los del Brexit; que muchos de ellos se han dado cuenta, -tarde-, de que estaban equivocados. Y por otra parte, hay mucho trabajo por delante para encontrar un mejor encaje de Cataluña, en la estructura del Estado Español. Se aprobó hace cuarenta años un Estado de las Autonomías que necesita una revisión urgente. Tiene muchas deficiencias y muchos desequilibrios. Como no lo hagamos pronto, esto revienta.


Julio García-Casarrubios Sainz



miércoles, 13 de septiembre de 2017




Diada pacífica


            Los sectores independentistas se sienten muy orgullosos porque logran concentrar una gran manifestación al grito de “votarem”. Según la guardia urbana se reunieron un millón de personas. Pero lo importante en estos casos no son las cifras. Ya se sabe que todo el mundo tiende a manipularlas.

            Quizá sea más definitorio poner el punto de mira en otros aspectos. Dicen los independentistas que fue una manifestación pacífica. Bueno. Yo diría también que una manifestación con mucha menos intensidad de la que se esperaba.

            Pero lo más desconcertante y menos edificante es que los partidarios de la independencia hayan sido capaces de utilizar la Diada como instrumento de división entre los catalanes. La Diada debería ser la fiesta de los catalanes. Pero no, ha sido la fiesta reivindicativa de un sector del catalanismo. Muy mala cosa.


Julio García-Casarrubios Sainz

http://juliocasarrubios.blogspot.com

martes, 12 de septiembre de 2017



El gato de mi abuela


            Cuando yo era chico, me gustaba jugar con el gato de mi abuela. Los juegos eran muy variados, pero siempre encerraban un pelín de intención de hacerle rabiar; y vaya si lo conseguía. A veces lo enfadaba tanto que se ponía como un fierecilla.

            Un día me dijo la abuela: el gato es muy bueno, y solo le gusta jugar. Pero ten mucho cuidado cuando los juegos consistan en encerrarlo y perseguirlo en un lugar en el que él no tenga salida. Esa fierecilla que llevaba dentro se revelaba y podría incluso atacarte. No hay cosa peor, -decía mi abuela-, que perseguir a un gato sin dejarle salida.

            ¿Sabéis o que me pasa ahora, muchos años después? Pues que cuando veo a Carles Puigdemont, me recuerda al gato de abuela. Sería una mala estrategia por parte de Rajoy, no dejarle salida. Los ataques al adversario hay que hacerlos dejándole una escapatoria, porque si no corremos el peligro de que nos ataque.


Julio García-Casarrubios Sainz
http://juliocasarrubios.blogspot.com


domingo, 10 de septiembre de 2017

YA HAN CHOCADO



____________________________________________________
El futuro será mejor
____________________________________________________

  

Llevamos meses, quizá años hablando del choque de trenes. Pues ahí está. Ya han chocado. Algunos ya han visto realizados sus propósitos. Los choques son inesperados, nadie “con sentido común” los busca. Pero algunos choques son buscados, programados, diseñados. El choque es la abrazadera donde agarrarse. Es la salida, la única salida a tanto despropósito. Se busca el choque, y a ver por donde revienta. Y lo peor va a ser que es un choque en cadena; se van a seguir produciendo choques; están milimétricamente programados.

Los dos maquinistas lo han buscado. Toda esta movida del independentismo en Cataluña, -dejando aparte la legítima aspiración de un sector, equivocado, que no comprendo, pero respeto-, fue puesta en marcha por Artur Mas, principalmente para esconder la gran corrupción “del tres per cent” y la pérdida de bienestar social por sus  políticas neoliberales. Recuerdo que es la región de Europa que más ha perdido en bienestar social, y la que más ha ganado en desigualdad. Solución: engañar a los catalanes diciéndoles que España nos roba. “Es la gran mentira”.

Y el otro maquinista se ha movido por los mismos intereses. Primero alimentando el sentimiento anticatalán, muy extendido en sectores de la derecha españolista. Desde principios del XXI está ganando votos con esa estrategia. Después, igual que el pujolismo, para esconder, para que no hablemos de la corrupción sistémica que afecta al PP desde los años noventa; y también, como no, para esconder el desastre de las políticas neoliberales. Corrupción y desigualdad.

Un ejemplo conocido estos días por el Banco de España, que no es el de Venezuela. ¡Qué casualidad estos días! Del dinero público, del dinero de todos, salió la friolera de 54.353 millones de euros para rescatar entidades financieras. Se han recuperado 3.873 millones. Si no se me ha olvidado restar faltan 50.480 millones. Los recortes en Educación han sido de 14.000 millones, los de sanidad 10.000, y a los parados 16.365 millones de euros. Los recortes suman 40.365 millones. Es decir: la operación de privatizar la banca pública, nos ha costado 1.085 euros a cada español. Y el PP dedicado a presentar recursos contra los catalanes, -que tiene que hacerlo, sí- pero así no habla de otras cosas. Se está beneficiando del choque.


Julio García-Casarrubios Sainz




De esto no se habla


Recorte de prensa: “El Banco de España ha puesto al día las cifras de lo que ha costado el rescate bancario. Actualizado a 31 de diciembre de 2016, el supervisor ha calculado el montante total de las ayudas a 14 entidades financieras desde mayo de 2009. Suman 56.865 millones de euros, de los cuales el Banco de España da por perdidos 42.590; más del 80% del dinero público destinado a sanear la banca española”. 

Eso significa que a cada uno de los españoles nos ha costado la broma 1.085 euros. Sí a cada uno; 1.085 euros por cabeza; que ha salido de nuestros bolsillos. Con ese dinero no habría hecho falta el recorte en Educación de 14.000 millones; los 10.000 de Sanidad y los casi 16.000 millones a los parados.

Pero eso no tiene importancia. Ahora lo que importa son los recursos contra la Generalitat y el Parlament. Solo se habla de eso. Del rescate no se habla.


Julio García-Casarrubios Sainz

http://juliocasarrubios.blogspot.com